Crónica Rabolagartija.

Los días 18 y 19 de agosto tuvo lugar la tercer edición del festival Rabolagartija en el polideportivo de Villena.

Este festival vino a relevar al desaparecido Aupa Lumbreiras, aunque el Rabolagartija cuenta con una propuesta más festiva y bailable y puede que algo menos reivindicativa. Ambos festivales han sido organizados por la promotora Sufriendo y Gozando.

Al igual que el año pasado, esta edición contó con dos días de actuaciones. En esta ocasión contaron con un camping con sombra más amplio.

Año tras año se van notando mejoras en el festival, lo cual hace que este vaya creciendo.

El viernes 18 por la mañana, se proyectó en la casa de la cultura de Villena el corto “Jarama”, el cual está realizado y dirigido por Alberto Pla de Boikot.

Por distintos motivos no pudimos llegar hasta la recta final del concierto de Auxili, en el cual vimos a la gente muy animada y preparándose para una larga jornada de fiesta y baile.

Seguidamente, tocaron Russkaja, quienes dieron un buen concierto, tristemente solo tocaron 50 minutos. También nos sorprendió el ver menos público del que esperábamos. Esto se puede deber al horario en el que tocaron, ya que al ser viernes a media tarde mucha gente aún no había llegado al festival.

Tras ellos llegó el turno de Arco, ex-miembro de El Puchero del Hortelano, del cual tocaron algunos temas.

Después actuaron Dubioza Kolektiv. Como es habitual en ellos, animaron al público desde el primer minuto con su enérgica puesta en escena.

Como era de esperar, Boikot atrajo a una gran cantidad de público.

Estos dieron paso a los legendarios Todos tus muertos. La banda argentina no llegó a calar en la gente como nosotr@s pensábamos.

Luego llegó Amparanoia, quien como siempre nos transmitió toda su buena energía a través de la música.

A continuación, llegó el momento rapero del festival con La Mala Rodríguez y 7 Notas 7 Colores. A estos les siguió el concierto de Green Valley, quienes aportaron un poco de reggae a este día.

The locos volvió a traer la fiesta a ritmo de ska punk.

Finalmente, les tocó el turno a Pandemonium DnB, que fueron los encargados de cerrar este día.

La jornada del sábado dio comienzo con Lagrimas de Sangre, a los cuales nos fue imposible llegar, no fue hasta Aspencat que pudimos entrar al recinto.

Los italianos Talco montaron una gran fiesta donde los pogos no pararon ni un solo momento.

Esta es la primera vez que Rozalén actuaba en el Rabolagartija. Su concierto nos gustó mucho, en especial el hecho de que en su puesta en escena contara con su compañera Beatriz Romero, la cual interpretó toda su música en lenguaje de signos.

Muchachito puso a bailar al público de una forma especial. Como siempre hace.

Llegó el turno de La Raíz, uno de los grupos más esperados por el público lagartijero.

Creemos que una hora y media de actuación fue demasiado, más teniendo en cuenta que grupos igual de buenos contaron solo con 50 minutos.

Especial mención a Canteca de Macao, ya que fue su último trago en un festival como banda.

Llegó la actuación de Iratxo, tan buena como siempre. Presenciamos un momento muy especial, ya que hubo una pedida de mano en directo.

Venidos desde Hungría, Bohemian Betyars trajeron el último toque de locura al festival.

Para cerrar el evento, salieron Gomad! & Monster a darlo todo con su rave and roll.

En esta edición el festival atrajo a una gran cantidad de gente, superando por mucho las ediciones anteriores.

Este festival se está consolidando como uno de los referentes dentro del mundo del mestizaje.

Por último, queremos hacer una mención especial al punto violeta.

Creemos que su presencia es necesaria en todo tipo de eventos.

Publicado el 13 Sep, 2017

Facebook